top of page

5 pequeñas formas de evitar perderte en tu relación


Devi y Paxton, Yo nunca nunca, Netflix, 2020.


A todos nos ha pasado ver que alguien que conocemos se involucra en una relación y pronto, apenas son reconocibles. Se visten de manera diferente, actúan de manera diferente, tal vez incluso hablan de manera diferente. Aunque los cambios pueden no ser malos, la esencia de quienes son ha desaparecido.


A la mayoría de nosotrxs nos ha pasado que perdemos partes de nosotrxs mismxs en algún punto en una relación, independientemente de cuán fuertes o independiente seamos.


Nos convertimos en otra persona, fusionando identidades con nuestra pareja para convertirnos en medias naranjas. A veces sucede porque estamos ansiosos por complacer y nos esforzamos por ser agradables. Otras veces es porque nuestra pareja nos presiona o manipula de maneras poco saludables para ser más como ellxs o lo que ellxs quieren en una pareja. A menudo es ambos.



¿Te Suena familiar?


Tal vez incluso te esté pasando a ti ahora mismo. Afortunadamente, hay algunos pequeños cambios que puedes hacer para evitar perderte en tu relación y redescubrir quién eres nuevamente.


Lo hemos visto pasar: alguien que conocemos se involucra en una relación y pronto, apenas son reconocibles. Se visten de manera diferente, actúan de manera diferente, tal vez incluso hablan de manera diferente. Aunque los cambios pueden no ser malos per se, la esencia de quienes son ha desaparecido. Simplemente ya no son ellos mismos.


5 pequeñas formas de evitar perderte en tu relación


1. Deja de reemplazar "yo" con "nosotros"


“Nosotros” se promociona públicamente ante las redes sociales, aparece en nuestra sección de noticias como seres combinados como “Kimye”... Inevitablemente, la presión de fusionarse en un “nosotros” se filtra en tu relación personal. En lugar de decir "Me gusta esa película", se convierte en "nos gusta esa película", y en algún momento del camino, tus pensamientos y deseos personales se pierden. Si bien convertirse en un "nosotros" en algunas situaciones tiene sentido, el uso excesivo de "nosotros" es un catalizador común, o deberíamos decir, una droga de entrada para el comienzo de una relación poco saludable. Kim Kardashian y Kanye West.


Revisa tu lenguaje y deja de decir "nosotros" cuando realmente quieres decir "yo".

Eres tu propia persona y debes expresar lo que piensas independientemente de cualquier otra persona.



2. Comprometerse con las cosas "pequeñas"


Ya sea la música que pones en el auto o la comida que deseas en una salida nocturna, es probable que haya diferencias entre lo que tú y tu pareja prefieren. Los comportamientos más pequeños tienen el poder de establecer la precedencia, por lo que si tú siempre eres quien hace los sacrificios en las cosas "pequeñas", espera que tu pareja, particularmente una poco saludable, se aproveche de esto en formas cada vez mayores. Con el tiempo, una pequeña parte de ti desaparecerá. Si bien está bien hacer concesiones, asegúrate de que sean en ambos sentidos.


3. Socializa regularmente con tus seres queridos por tu cuenta


Integrar a tu pareja en tu círculo social y presentarle a las personas importantes en tu vida es esencial, pero es igual de importante mantener estas otras relaciones por su cuenta. Y seamos realistas, la dinámica no es la misma cuando tu pareja está ahí. Estas personas especiales que te conocieron antes de tu relación te ayudarán a mantenerte en contacto con tu verdadero ser. Planea tiempo para reunirte regularmente con ellos por tu cuenta.


El hecho de que tengas una pareja no significa que debas descartar las relaciones significativas que tienes con los demás.



4. Participa en pasatiempos que no involucren a tu pareja


Si bien es natural querer pasar tiempo con tu pareja, no es saludable hacerlo todo juntos. Tómate un tiempo para tus pasiones y pasatiempos fuera de tu relación. Como seguramente habrá diferencias en lo que prefieres comer y escuchar, indudablemente hay diferencias en las actividades preferidas. Resiste la tentación de renunciar a algo que disfrutas por encontrar algo que puedan hacer juntos; es posible hacer ambas cosas. Las parejas saludables te alentarán a seguir pasiones que no las involucran, mientras que las no saludables tratarán de controlar lo que haces y con quién. Tener una vida fuera de tu pareja te dará confianza y autoestima que aumentará tu capacidad para tener una relación sana y evitará que dependas demasiado de tu pareja para estas necesidades fundamentales o que te aísles socialmente.


5. Sigue conociéndote a ti mismx



Cuando encuentras una pareja y entras en una relación comprometida, no es el momento de decir: “Está bien, estoy completo. La necesidad de concentrarme en mí mismx y descifrarme ha terminado”. Por el contrario, el viaje de autodescubrimiento dura toda la vida, y es igual de importante continuar cuando estás en una relación aprendiendo cosas nuevas sobre ti mismx y sobre quién quieres ser como pareja. Dedica un espacio en tu relación para el tiempo "yo" cuando pueda reflexionar sobre sus propias necesidades y bienestar. Hazlo parte de tu régimen de cuidado personal y, si aún no has desarrollado un hábito de cuidado personal, comienza uno.


Las relaciones no se definen como la forma en que dos personas se fusionan en un solo ser; son:

"La forma en que dos personas comparten momentos y se apoyan mutuamente para crecer". Nunca es necesario despojarse de lo que te hace ser para tener una relación sana y duradera.


Recuerda, hay dos "yos" en "relación" y cada uno de ellos es esencial. Aporta tu yo completo y único a cada relación.






#amordelbuenonodaña #relacionessanas #amordelbueno #relaciones #noviazgo

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page